Versión: 2.1 Beta
No tweets found.

@GP2Blog síguenos ;-)

No tweets found.

#recomendar @goloviarte

No tweets found.
Monday, 05 November 2012 07:28

Estrategia del todo Incluido

Written by 
Rate this item
(5 votes)

¿ Se Puede Vivir de la Estrategia del Todo Incluido en España ?

Los que vivimos en la costa conocemos de sobra el término todo incluido que vio su explendor por los años 90 en los conocidísimos resorts caribeños, donde las pulseritas todopoderosas venían a llenar el lugar de una escasa oferta de servicios de restauración y ocio fuera del alojamiento vacacional. Esta estrategia de negocio sirvió para atraer a millones de turistas durante mucho tiempo y que veían en este tipo de ofertas una excelente solución para pasar sus vacaciones, viajes de novios o escapadas ocasionales. En su momento esta estrategia tuvo un efecto muy positivo para el crecimiento local y desarrollo económico de estas zonas y sus habitantes.

Con el paso de los años este modelo turístico ha sido seguido al pie de la letra por cientos de hoteles, que empujados por los tour operadores, a hecho que este modelo de negocio se coma a si mismo. Países como Méjico (México para que no se me enfade nadie) ya han entrado en conflicto con el modelo del todo incluido.La ciudad de Cancún ya están viendo los efectos negativos de este modelo hotelero que deriva en empleos y servicios más precarios una disminución de la riqueza a nivel local y un deterioro general a medio largo plazo.


La mayoría de países del mundo también han copiado este modelo que pone el énfasis en el precio y no tanto en la calidad o en intentar atraer a otro tipo de público de perfil menos dependiente económicamente. La implantación del todo incluido tiene unas repercusiones enormes en la oferta complementaria, que cada vez ve más menguados sus beneficios con la llegada de turistas que se autosecuestran en los hoteles.

¿Qué margen de maniobra tiene un hostelero cuando solo puede jugar con la carta del todo incluido? En muchas ocasiones el hotel tiene las manos atadas debido a la presión de los grandes touroperadores, a la elevada oferta, bajada de la demanda y a la sensibilidad al precio. Cuando la oferta es muy elevada se pone en marcha la guerra de precios para captar una demanda decreciente en el turismo de masas, pan para hoy y hambre para mañana. Esto se traduce en la mayoria de las veces en un agujero económico para los empresarios locales que ven cómo sus ingresos van menguando año tras año según va cambiando el tipo de perfil de turista que llega a la ciudad. En los últimos años los touroperadores son los que marcan el ritmo a seguir, ofrecen ocupación de plazas hoteleras, siempre y cuando los precios sean ajustados.

Parece que el margen de maniobra es escaso y para no ver perjudicado el margen de beneficio deben reducirse costes, aunque no se quiera, y esto va en detrimento de la calidad del servicio (limpieza, peor atención, menos personal, restauración de peor calidad...) Lo que tampoco podemos negar es que en época de crisis, la demanda del todo incluido ha ayudado a mantener a flote el sector hotelero y turístico aunque no en la forma deseada por todos. En nuestro país seguimos creyendo en el viejo dicho de "bueno, bonito y barato". Eso cliente que llega a tu negocio y te pide un producto de calidad a precio muy bajo y con una atención excelente. Seamos sinceros y llamemos a las cosas por su nombre, este servicio no existe aunque intentemos disfrazarlo.

 

En España ya han surgido los primeros problemas en ciudades tan turísticas como Lloret de Mar, con el ya bautizado como turismo de borrachera o turismo low cost. ¿Están muchos hoteleros entre la espada y la pared? Algo que debe estar claro es que en el mercado turístico cada uno defiende su casa y las acciones conjuntas nunca se han dado del todo bien. La falta de acuerdo y consenso entre hoteleros y empresarios locales va en detrimento del valor de la ciudad de cara al exterior. Nos empeñamos en hacer campañas promocionales de presupuestos millonarios en el extranjero para que luego la realidad diga otra cosa totalmente distinta a lo que intentamos mostrar.

Hace falta una transformación coherente, mimar y cuidar el turismo responsable y respetuoso con la idea de ciudad, con la cultura local y contribuyendo a un desarrollo turístico sostenible.

Me vienen a la mente ejemplos como Altea, Mikonos o Santorini que mantienen una coherencia en sus edificaciones, atraen a miles de viajeros a sus playas año tras año y nos han permitido hacer aberrantes construcciones en pro del beneficio de 4 hoteleros, constructores o políticos de turno. La isla de Santorini bien podría servir como ejemplo de pueblo de postal que ha sabido desarrollar un turismo respetuoso con su entorno y aportación de valor frente a precio. La fiebre del cemento ha hecho caer a muchos pueblos y ciudades españolas en la trampa del beneficio rápido sin planificación a largo plazo.

La pérdida de posicionamiento de un destino turístico en la mente del turista es muy difícil de recuperar. Hoy estás en el TOP10 mundial de los lugares más interesantes que visitar y mañana caes 20 posiciones debido a tus malas prácticas. Como si de Google con su hoz se tratara, muchos destinos que hace unos años fueron lugares privilegiados de ocio y descans, hoy dejan paso al turismo masificado que lucha por captar a más viajeros con ofertas low cost para jubilados, adolescentes o hooligans.

El sector sigue vivo en nuestro país y sigue siendo el arma que mantiene a flote a muchas familias y empresas y la baza de la que sigue subsistiendo el PIB español en los últimos años. Tal vez sea la hora de replantearnos el modelo turístico nacional para intentar luchar contra viejos goliats dormidos que vuelven a resurgir en el panorama turístico y que pueden aprovechar nuestra actual debilidad como destino turístico internacional.

 

Read 9045 times Last modified on Friday, 23 November 2012 10:43
Diana Zurdo

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y Master en Diseño Gráfico. Centrada estos últimos años en Marketing Online, Social Media y Posicionamiento Web. Trabajando en Digiworks Spain. Editora en otros blogs de IT y personales.

Me encanta la cercanía de Twitter, y Facebook cada vez me da más aversión aunque hay que estar ahí.

Puedes encontrarme en Twitter | en LinkedIn | en  Google+

Latest from Diana Zurdo

2 comments

  • Comment Link Lorena Blazquez (@lorenablazquez) Monday, 05 November 2012 17:36 posted by Lorena Blazquez (@lorenablazquez)

    Cada destino escoge su camino... Hay grandes ejemplos, como Granada, Girona, Asturias, que conservan su atractivo y calidad a pesar del turismo, y otros destinos que quizás han dañado su imagen por querer exprimir más de la cuenta. En este caso, me vienen ahora mismo a la mente zonas como Gandía, Torremolinos, nuestro querido Benidorm o, como bien señalas, Lloret de Mar.
    Pero, si bien no son ejemplos de turismo de calidad o sostenible, viendo la elevada demanda de estas zonas, ¿cómo tachar a unos de "mejores" que otros?
    La calidad y la cantidad parece que siempre están en lucha...
    Y en este caso, como ocurre por ejemplo con la dictadura de las audiencias de TV, creo que las cifras condicionan las decisiones.
    Quizás el turismo se termine polarizando y terminando con la "clase media", como en la sociedad, y veamos la radicalización a "turismo de lujo" versus "turismo de chichinabo". ;-)
    Enhorabuena por el post, me ha encantado.
    Saludos,

    Lorena :-)

    Report
  • Comment Link Diana Zurdo Thursday, 08 November 2012 08:46 posted by Diana Zurdo

    Hola guapetona!!

    es cierto que no se puede ni se debe estrapolar a todos los destinos turísticos de nuestro país. Tenemos zonas que atraen a millones de turistas todo el año y que han sabido conjugar cultura, atractivo y servicios de calidad. Y esta estrategia pienso que es la más adecuada para mantenerse en el tiempo sin ver deteriorados los servicios que ofrecen ni las beneficios que optienen las empresas que se generan a su alrededor. En cambio el turismo low cost cada vez reduce más sus beneficios y margenes en pro de un precio más reducidos, lo que finalmente repercute en una mala imagen y en la escasa captación de nuevos mercados.

    Report

Leave a comment